fbpx
+5491164266863
Seleccionar página
Sol

Sol

Sol

Conocí a Sol en las pruebas del vestido de novia de su amiga, Romina.
Disfrutamos todo el proceso de citas, y hasta bailamos juntos en la fiesta de Romi. Y ahí, entre risas y trabajo, me dijo: “Me vas a hacer mi vestido también?”. Así que poco tiempo después comenzamos a pensar en su vestido, y como siempre, el primer paso es el boceto que nos iba a guiar en todo el proceso. ✏️🎨 💕👰😍 .
Vestido de Novia Estancia Santa Elena
Vestido de Novia Estancia Santa Elena
Vestido de Novia Estancia Santa Elena
Vestido de Novia Estancia Santa Elena
Vestido de Novia Estancia Santa Elena
Vestido de Novia Estancia Santa Elena

Mirá otras historias

Cata

Vestido de 15 años: tul, plumetí y bordados por toda la falda.

Josefina

Red dorada, ramas 3D y una base en tono arena para una novia bohemia.

Cande

Cande, una bailarina clásica y moderna.

Ro

Rocío soñaba con casarse cubierta de mariposas volando a su alrededor.

Emily

Emily buscaba un vestido original y diferente. Con diseños florales de gran tamaño y que sea a la vez sensual y elegante.

Lucía

Un vestido confeccionado con ramas y flores en 3D aplicadas a mano sobre una hermosa falda de tul de algodón.

Nati

Un vestido al cuerpo con una sensual espalda de red y tul, bordada con piedras, lentejuelas y perlas.

Ana Belén

Ana Belén tenía un sueño: casarse con un vestido realizado con antiguas puntillas tejidas por sus abuelas.

Flor

Flor eligió un vestido que represente un jardín cubierto de flores 3D con incrustaciones de piedras.

Mercedes

Un antiguo mantel encontrado en su casa materna volvió a cobrar vida en el vestido de Mercedes.

Cecilia

Cecilia buscaba un vestido de civil con un escote infinito en su espalda, coronado por un aplique de piedras bordadas a lo largo del contorno.

María Florencia

Ella tenía algo muy claro: su vestido de casamiento tenía que ser sexy, ligero y cómodo para bailar y disfrutar su fiesta sin preocupaciones.

Sol

Toda la sensualidad de un bustier bordado y una falda imperial para una novia de película.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Envía tu consulta

Camila

Camila

Camila

Camila es de la tierra del mejor café del mundo. Vino a Buenos Aires porque su pasión es la pastelería y quería aprender de la mano de los mejores. Así llegó a Buenos Aires, con un sueño y una propuesta de casamiento bajo el brazo. A su regreso, debía encontrarse con su prometido en Estados Unidos, ¡para casarse al otro día de bajar del avión!. Tenía que volver con un vestido de novia listo en la maleta, en tiempo record. Fue un placer ayudarla a encontrar esa pieza que la representara, con la que se sintiera cómoda, elegante y romántica. Este es el resultado de un proceso que unió todo el continente y nos permitió contar otra hermosa historia de amor.

El diseño de vestido de novia para Camila, esta inspirado en la línea de los vestido corte sirena o godet, ya con que este pudimos resaltar la silueta de Camila.

Todo el vestido fue realizado artesanalmente, bordado con apliques de encaje en relieve.

El vestido está acompañado con mangas de tul estilo ranglan, decoradas con apliques recortados del mismo, al igual que la espalda con transparencia de tul, y forma triangular invertida.

Sobre los hombros, Camila utilizó una capa nupcial de tul bordado, confeccionada con diferentes apliques del tul, para darle la línea elegante y romántica que estabamos buscando.

Disfrutar haciendo el trabajo que amo, esa es la clave para que todo salga perfecto!

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Envía tu consulta

Romina

Romina

Romina

El vestido de Romina fue confeccionado artesanalmente, utilizando diferentes encajes rebrodé de estilo chantilly,  para lograr una textura completamente original, llena de brillos, lentejuelas y apliques de piedras.

Sobre sus hombros, incluímos un aplique de piedras Swarovski y canutillos colgantes, que le daban a Romina ese toque de espectacularidad que estaba buscando.

Romina es una mujer divertida, que quería bailar sin parar en su fiesta. Para que la larga cola de su vestido no le moleste durante la noche, incluimos un sistema de recogido de la cola para que pueda moverse libremente al ritmo de sus canciones favoritas!

La felicidad en su rostro durante la prueba final me demostró que habíamos logrado realizar el vestido exacto que la hiciera sentir una princesa, joven, moderna y elegante.

La espalda del vestido fue sin duda la otra gran protagonista de la noche, junto con la falda de gasa y la cola imponente que terminaron por convertir a Romina en una auténtica princesa.

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Envía tu consulta

Gisela

Gisela

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Nuestra propuesta consistió en conservar la falda del vestido original, y modificar la pechera y espalda para darle un diseño más romántico y moderno al mismo tiempo.

Cuando se recuperan textiles, es de suma importancia tomar en cuenta que no se tiene la oportunidad para cometer errores, desperdiciar o hacer cambios improvisados. Todo debe estar pensado y consensuado.

Todos los meses de citas, pruebas y expectativas se resumen en el gran día de la boda. Donde la novia merece estar relajada y llena de emociones, y no preocupada por cómo estará su vestido o si lucirá como tanto soñó. Por ello siempre cuentan de mi compañía hasta el momento tan esperado del ¡Si! y previo a la recepción. Donde me despido y regresó a mi atelier con una sonrisa, a la espera de una nueva historia para contar….

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Envía tu consulta

Lussiana

Lussiana

Lussiana

El diseño de vestido de novia para Luissana, esta pensado para una boda muy especial, ya que realiza en la playa.
Por ende debe conservar la estética de una novia, pero utilizar un género más a tono con el lugar. La opción seleccionada es un guipure de seda y algodón, en color off-white, que permite mostrar sutilmente la silueta de Lussiana, dejando la transparencia que otorga el entre-tejido de su diseño.
Diseñar un entramado de flores recortadas sobre el busto de tul de un vestido de novia, requiere mucha dedicación y paciencia. Cada pieza debe estar colocada en el lugar exacto, usando a la propia naturaleza de inspiración.
El tattolace es una tendencia que están eligiendo muchas clientas: Guipure o encaje recortado y moldeado directamente sobre el cuerpo para que acompañe la silueta como un tatuaje.
Una preocupación de muchas clientas es que su cola no pierda la forma que diseñamos en el transcurso de la ceremonia. Para esos casos una muy buena opción es utilizar materiales semi-rígidos que nos ayuden a conservar la magia durante toda la noche. En este caso, tanto la falda como la cola están realizadas enteramente con diferentes tipos de Guipire empalmados y flores bordadas a mano que mantienen intacta la circunferencia deseada.

Lussiana también requería tener una falda corta para el momento de la fiesta.

Mirá otras historias

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Envía tu consulta

Belén

Belén

Belén

Belén es una novia moderna que tenía en claro desde el primer momento lo que estaba buscando: una pieza única, realizada a medida y artesanalmente, que resalte su figura y la haga sentir cómoda y segura durante toda su noche de bodas.

Luego de una primera cita, realicé el boceto de su vestido. Para el bordado me inspire en una liana llamada”glicina japonesa”, que florece en racimos de flores agrupadas de color blanco, azul o violeta. Es una mis favoritas, ya que denota todo el romance y mucho carácter.

Utilicé una cantidad importante de recortes de flores de encaje con relieve, para lograr el efecto tridimensional que estábamos buscando. Luego lo decoramos con finas piedras y lentejuelas transparentes, para generar pequeños destellos de luz, pero sin recargar el vestido.

Belén quería destacar su silueta, con la que se sentía cómoda y no temía mostrar sus curvas. Para ello nos inclinamos por un vestido de novia línea sirena, confeccionado con satén natural color manteca y godet del mismo género, desde la altura de sus caderas. Confeccionamos una cola estilo “de la corte”, la que se extiende aproximadamente un metro, y sus dimensiones la hacen cómoda para el momento de la fiesta. 

El velo de Belén, como bien lo definió su madre “era una fantasía… Sublime!”. Largo pero en capas, cubriendo la espalda y acompañando el largo de la cola, con una delicada y fina terminación en roulotte. 

“Nunca me sentí tan linda en mi vida!”, fueron algunas de las palabras que me regaló Belén al terminar el proceso, el cual fue divertido y lleno de creatividad.

Pilar

Llegó desde Chile con un sueño: ¡casarse con un vestido de plumas!.

Belén

Un entramado floral construido artesanalmente.

Lussiana

Una boda en la playa de Australia merece un vestido especial.

Gisela

Gisela llegó a mi atelier con un desafío: transformar un antiguo vestido de novia.

Romina

Encaje chantilly recortado y aplicado, incrustraciones de brillos y charreteras en los hombros.

Camila

Desde Colombia, pasando por Argentina y terminando en Estados Unidos. Un vestido que recorrió un continente para hacer realidad el sueño de Camila.

Envía tu consulta